La ciudad de Wuhan-China, lugar donde se originó la pandemia por la COVID-19, sigue sorprendiendo por sus grandes y excéntricas fiestas, mientras casi todo el resto del mundo sigue en cuarentena obligatoria para mitigar el riesgo de contagio.

Las imágenes que han circulado en Internet y que han sido objeto de cuestionamientos, corresponden a un festival tecno que tuvo lugar en un parque acuático, en donde cientos de personas se aglomeraron, sin tapabocas ni distanciamiento social.

«El Maya Beach Water Park se llenó de gente y miles de personas bailaron apretujadas al ritmo de la música electrónica, sin utilizar mascarillas. Muchos de ellos también se bañaban, sin mantener distancias de seguridad. El parque acuático volvió a abrir sus puertas en junio y tiene su capacidad limitada al 50%, según la prensa local, pero redujo el precio de sus entradas al 50% para las mujeres», reseñaron medios internacionales.

En esta ciudad ya se cree extinto el coronavirus, toda vez que llevan semanas sin registrarse nuevos fallecimientos y el número de contagios es muy bajo, razón por la que incluso, desde la semana pasado, comenzaron a recibir turistas.