La tarde de este viernes, 10 de enero, el gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, y el alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitia, firmaron un comodato a través del cual el Coliseo Miguel Happy Lora, pasa a manos del municipio de Montería por vigencia de un año prorrogable.

“El convenio interadministrativo tendrá vigencia de un año, prorrogable y hace parte del propósito de los dos mandatarios de trabajar conjuntamente por una administración eficaz y de resultados para la gente, para el pueblo”, escribió la Gobernación a través de su cuenta en Twitter.

Es importante destacar que un comodato, no es más que un contrato por medio del cual se da o se recibe una cosa o bien, en calidad de préstamo, es decir, puede usarse sin destruirse y -si fuera el caso- con la obligación de restituirla.

Cabe recordar que durante la administración de la ex gobernadora Martha Saenz, la administración del Coliseo pasó completamente a estar bajo la responsabilidad de la Gobernación. Luego en mayo de 2017, se creo un Comité Administrador en el cual la administración del espacio deportivo quedó en manos tanto de el entonces gobernador, Edwin Besaile, como de Marcos Pineda, quien fuera alcalde para la fecha.

Meses antes Besaile se había negado a entregar el Coliseo a la administración municipal, argumentando que el departamento tenía “la capacidad humana y financiera” para asumir su manejo y sostenimiento.