Luciendo su característicos traje negro con camisa blanca, y un escapulario colgado del cuello, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, regresó las tarde de este martes, 11 de febrero, a Caracas, luego de haber pasado más de 15 días en una gira por Europa, de la que asegura llegó con mucho más apoyo del mundo para “recuperar la libertad y la democracia”.

“Venezuela: ya estamos en Caracas. Traigo el compromiso del mundo libre, dispuesto a ayudarnos a recuperar la Democracia y la Libertad. Empieza un nuevo momento que no admitirá retrocesos y que nos necesita a todos haciendo lo que nos toca hacer. Llegó el momento”, trinó Guaidó en su cuenta en Twitter.

El presidente interino del vecino país, quien hace unos días fue ovacionado por el Congreso de los Estados Unidos luego de que Donald Trump mencionara su presencia, regresó a su tierra desafiando lo advertido por el régimen de Nicolás Maduro, cuyos voceros han dicho en reiteradas oportunidades que el objetivo es apresarlo, pues es la segunda vez que viola la prohibición de salida del país. Sin embargo, el líder de la oposición hace caso omiso al desconocer la legitimidad de su autoridad.

Se conoció que previo a la llegada de Juan Guaidó al Aeropuerto Internacional de Maiquetía, se presentaron algunos desmanes en varias zonas de Caracas, toda vez que, según denunció la oposición, el régimen chavista lanzó a las calles grupos represivos para evitar el curso de la caravana que lo recibiría.

En redes sociales han circulado imágenes en las que se ve al presidente interino sellando su ingreso a Venezuela en la estación de Migración en el aeropuerto, sin ningún problema.

Noticia en desarrollo…