Se necesitaron cuatro hombres para extraerla


Arcelio Manuel Álvarez, un humilde campesino de la vereda El Martillo en Planeta Rica, Córdoba, se llevó una gran sorpresa este lunes cuando se disponía a recoger la cosecha de yuca en sus tierras.

Mientras extraía los tubérculos, uno en particular parecía más enterrado de lo normal por lo que necesitó la ayuda de otros cuatro hombres, cuando finalmente salió no podían creer lo que sus ojos veían, de su cultivo salió una yuca que pesaba 280 libras (casi 130 kilos)

Fue en febrero cuando, junto a primos y hermanos, hizo la siembra de este tradicional cultivo que acostumbra comercializar en plazas de mercado de Planeta Rica y el San Jorge cordobés.

Toda la cosecha fue cargada y transportada en un camión para su posterior venta, excepto la protagonista de la jornada, la cual fue llevada en moto para ser exhibida por las calles del municipio.