Este pasado viernes, hacia las 10 de la noche, una fuerte explosión alertó a los habitantes del municipio de Soacha, en Cundinamarca, cuando una camioneta de la Sijín de la Policía, de placas EAZ 092, fue atacada en la autopista Sur, entre las calles 14 y 15.

Las primeras versiones señalan que el vehículo fue impactado por un artefacto explosivo, dejando a tres uniformados heridos, quienes, fueron trasladados al Hospital Cardiovascular de Cundinamarca.

Por su parte, las Unidades del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía llegaron al sitio del presunto ataque para acordonar la zona y esclarecer los hechos, mientras que unidades de la Policía de Soacha recopilan testimonios y registran los videos de las cámaras de seguridad del sector.

Dicho ataque se registró horas después de que el alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, decretara una nueva jornada de ley seca para prevenir la propagación  de la Covid-19 en ese municipio, medida establecida entre las 8:00 p.m. y las 5:00 a.m.

Por esto, Saldarriaga condenó lo ocurrido. «Soacha entera rechaza este acto y, en unidad, solicitamos al Gobierno Nacional acompañamiento para hacerle frente a los bandidos», escribió en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García manifestó que: «Si criminales pretenden hacer llegar el mensaje de que buscarán hacer de las suyas en medio de esta pandemia, nuestra respuesta es clara: No lo vamos a permitir».