A través de la firma del decreto Nº 2409 del 30 de diciembre de 2019, el presidente Iván Duque reglamentó la prohibición del porte de armas de Colombia, por un año más, es decir, hasta el 31 de diciembre de 2020, por lo que para poder portar una de ella se debe pasar por un proceso de revisión a cargo del Ministerio de Defensa.

«Quienes deseen portar un arma deben pasar por un proceso de evaluación y análisis que, eventualmente, les da la posibilidad de tener un permiso de porte. Al estar suspendidos de estos permisos, solo quienes obtengan un permiso especial podrán portar un arma»

El Artículo 1 del decreto, que habla de la Prórroga medida suspensión dice: “Prorrogar las medidas necesarias para la suspensión general de los permisos para el porte de armas de fuego en todo el territorio nacional, en los términos y condiciones contenidas en el Decreto 2362 del 24 de diciembre de 2018, y en consecuencia las autoridades militares de que trata el artículo 32 del Decreto Ley 2535 de 1993, en concordancia con el artículo 10 de la Ley 1119 de 2006, continuarán adoptando dichas medidas desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2020”.

Asimismo, el Gobierno señaló que el Ministerio de Defensa es la cartera que establecerá los lineamientos para la expedición de las autorizaciones especiales, de personas que por razones de urgencia o seguridad necesiten portar estos artefactos.

Según la Presidencia de la República, esta directiva reduce el número de personas que ya no son objeto de excepciones, pues se establece que los ministros, concejales y funcionarios del Ministerio de Defensa, deberán pasar por el mismo proceso de evaluación que cualquier persona natural.