¿”The Walking Dead” por fin se despide tras 11 temporadas?

La última temporada de “The Walking Dead” tenía una trama global, a medida que el grupo de personajes principales intentaba escapar de las fuerzas de la comunidad y se intentaba promover los diferentes ‘spin offs’. Al ver el último capítulo, resultó muy obvio que este “final” de la serie principal no pretende ser la conclusión de nada, en cambio, el final de 90 minutos estuvo salpicado de promos para las series derivadas que están por venir: “Dead City”, “Rick & Michonne” y “Daryl Dixon”, quitando mucho más suspenso a lo que ocurrió.

En sus primeras temporadas, “The Walking Dead” destacó en parte por su imprevisibilidad, como recordaba el montaje de personajes que habían muerto. Sin embargo, la serie seguía recargándose con nuevos protagonistas, así como con nuevas amenazas.

Ahora, la partida de Rick Grimes, interpretado por Andrew Lincoln, en 2018 resultó ser, en retrospectiva, un momento crucial, que no solo representó un golpe creativo a la serie, sino que indicó el juego de manos que supone tratar de maximizarla como mercancía corporativa.

Además, se empeñaron en extender la marca, introduciendo “Fear the Walking Dead”, seguida de “The Walking Dead: World Beyond”, básicamente una versión centrada en los adolescentes y, más recientemente, la serie de antología “Tales of the Walking Dead”.

La productora ejecutiva Angela Kang dijo a Entertainment Weekly que la serie, al igual que los cómics, no podía terminar de una manera definitiva, diciendo que es “la historia de zombis que nunca termina”. En “Talking Dead”, el programa de entrevistas dedicado a la serie, Kang dijo: “Intentamos dar a todos un momento bajo el sol”.