Por más que la lluvia cese, en la urbanización Mandala de la ciudad de Montería, los habitantes deben seguir lidiando con las calles inundadas, dado que el agua al parecer no tiene un ducto o alcantarillado de escape y se queda estancada. 

Así lo hizo saber un vocero de la comunidad, mediante una denuncia pública a La PIRAGUA, en la que explicó que llevan cerca de 15 días con el agua empozada y aseguran haber hecho llamados de atención a la constructora encargada, pero no han obtenido respuesta alguna. 

La comunidad hace un llamado a las autoridades competentes para que le den una solución pronta y efectiva a este problema, ya que además de dificultarles su cotidianidad, corren el riesgo de que la zona se convierta en un reservorio de enfermedades. 

Noticia en desarrollo…