De manera urgente, la Mesa de Victimas de Bolívar solicitó que en los Montes de María haga presencia, la Organización de las Naciones Unidas, ya que la población está atemorizada por los ocho asesinatos selectivos que se han registrado en la zona, en menos de dos meses.

Así lo expresó Edgardo Flores, coordinador de la Mesa de Victimas, quien dijo que desde el 2007 no se registraba una situación parecida que generó que 37 familias de la vereda Caño Negro, jurisdicción del Carmen de Bolívar, tuvieran que huir despavoridas de sus tierras.

 “El Carmen estaba viviendo unos tiempos de paz. Desafortunadamente, en los últimos tiempos, se ha dado la presencia de organizaciones armadas en el territorio. La población en resistencia a desplazarse había permanecido aún con la presencia de estas personas”, sostuvo.

“Pero unos hechos violentos en contra de la población civil, en donde en una sola comunidad se originaron cinco homicidios y en comunidades cercanas ya se habían cometido tres, generó un gran terror y la gente de desplazó”, añadió.

Así mismo, el coordinador indicó que las Naciones Unidas podrían garantizar la paz en el territorio y que de esa manera se puedan desarrollar los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) que allí están presupuestados.

“Nosotros necesitamos que se garantice la continuidad de la paz en Montes de María. Nosotros somos zona PDET y si hay presencia de estructuras armadas, no se podrían implementar esos proyectos que han sido concertados con las comunidades, por esto es necesaria la presencia de la ONU”, indicó Flores.