REDACCIÓN LA PIRAGUA

 

Un total de 9 meses completó desaparecido en extrañas circunstancias, el soldado profesional oriundo del municipio de Cereté quien cumplía con una misión militar en La Macarena, población del departamento del Meta.

 

En hechos acontecidos aproximadamente el 27 de julio de 2015 el soldado Diego Raúl Rozo Cruz, de 28 años y su compañía Bisonte 2, fueron enviados a La Macarena para militarizar el área durante una operación contra grupos armados. En el recorrido se hacía necesario cruzar el río Leiva-Guayabero, en fila los uniformados se dispusieron a pasar caminando a través de las aguas para llegar al otro lado.

 

Cuenta Nelcy Petro, madre de crianza del soldado que al parecer su hijo habría sido arrastrado por una creciente súbita al momento de pasar las aguas del mencionado afluente.

 

Según familiares algunos soldados compañeros del desaparecido habrían manifestado que Diego Rozo, se habría quedado de último en la fila, que le había entregado el fusil a un amigo y que le pidió al sargento que se adelantara que él lo cubría.

 

En el relato de los amigos del soldado, no expresan de forma directa que vieron cuando era arrastrado por las aguas y sólo dicen lo que hipotéticamente pudo haber ocurrido.

 

Al día siguiente la señora Nelcy recibió una llamada del Ejército donde le contaban lo sucedido y le dijeron que habrían iniciado acciones para encontrarlo. Diego Raúl Rozo creció entre Martínez y Rabolargo, tiene una hija de 8 años ya había cumplido 5 años de estar en las fuerzas militares.

 

Sus padres esperan que se aclare las reales circunstancias en que desapareció el militar.