Sindicalismo y día del trabajo

APUNTES DE “PACHO” MENDOZA

 

No creemos que resulte arriesgado decir que el génesis de las organizaciones sindicales tengan relación, para el caso de Córdoba, los sucesos de Loma Gran, sitio cercano de Montería, y que  pusieron fin a la tarea de agitación y asesoría que se había gestado y que culminó al ser retenido por la policía y enviado a la cárcel de Cartagena, del  principal líder de ese movimiento popular, Vicente Adamo, origen italiano y luego  deportado, sin que jamás se supiera de él. También nacen las primeras organizaciones populares, en la época de los raicilleros, caucheros, vaqueros, macheteros, aserradores de madera y de los concertados, que conformaban la mano de obra en la región del Sinú.  Era gente de extracción popular, analfabetas pero en cuyo espíritu no había cabida a la sumisión, al servilismo. Todo lo contrario, dispuestos al cambio y a la evolución, a sembrar vida y generar acontecimientos.

 

Por su mayor actividad y organización, sobresalió la Sociedad de Obreras y Redención, de la cual hicieron parte: Juana Julia Guzmán, Aída María Márquez, María del Rosario Cataño, Agustina Medrano, Nicolasa Morales, Petrona Tordecilla, Dominga Pereira, Ana Francisca Feria, Marcelina Agámez, Dora Murillo, Isabel Sierra, María del Socorro Peña y Susana Díaz, quienes portaron en alto la bandera del sindicalismo en la lucha contra la opresión en que se debatían los trabajadores durante el sistema feudal imperante en la legendaria región del Sinú, a principios del siglo pasado.

 

En cuanto a la Sociedad de Obreros y Artesanos, de ella hacían parte carpinteros, zapateros, talabarteros, herreros, ebanistas y de otros oficios. La sede de esas organizaciones, era el Centro Obrero, situado en la calle 28 con carrera 7ª  de Montería.

Una de las grandes movilizaciones en las que se pudo mostrar la capacidad de convocatoria de aquellas organizaciones, se dio en la conmemoración del Día el Trabajo el 1º. De mayo de 1920, en cuya manifestación participaron más 800 personas, según los registros históricos. Entre las líderes, hicieron uso de la palabra Dora Murillo, Amada Sánchez e Isabel Sierra de la O.  Además de Montería, también se dieron organizaciones sindicales en Cereté, San Carlos, Canalete, San Bernardo del Viento, Lorica, Carrillo (San Pelayo) y Callejas, (Tierralta). Hacia mediados del siglo pasado en el local del Colegio que durante muchos años  funcionó en la calle 35 con carrera 5ª. De Montería, operó la Escuela de Capacitación Sindical.

 

Hacia  1953, se revive el proceso de las organizaciones sindicales. Entre los pioneros se recuerda al dirigente Eleazar Mina Mena, natural de la Costa Pacífica, quien luego de radicarse en Montería organiza como empresa, una Rifa de la cual derivaba su subsistencia. En asocio de Carlos Cote Molina, se dieron a la tarea de organizar la “Sociedad de Loteros de Córdoba” con el gremio de voceadores o vendedores de la naciente Lotería de Córdoba. El señor Cote Molina se desempeñaba como Farmaceuta de Droguerías del Sinú.

 

Para sacar adelante el proyecto de organización sindical abrieron oficinas en la carrera 4ª con calles 35 y 36 de la ciudad de Montería. Luego entraron en conversaciones con el señor Gualberto Fabra, quien era directivo del Sindicato de Braceros de Montería y Carlos Doval Castro, de la Asociación de Pequeños Comerciantes de Montería. Concluyeron que era necesaria la capacitación en materia sindical y para ello entraron en conversaciones con el abogado Casio Obregón Nieto, quien aceptó dictar charlas sobre organización sindical.

 

Tres años después, surge la organización del Sindicato de la Zona de Carreteras nacionales; luego la de los maestros, los trabajadores del Departamento, del municipio de Montería, de la Granja Agrícola de Turipaná, del Sindicato de Oficios varios de Cereté y de los Ebanistas. El paso siguiente, fue realizar la Conferencia de Orientación Sindical.

 

Al culminar la citada Conferencia, se fijaron la tarea de organizar nuevos gremios y realizar el Primer Curso de Orientación Sindical, con miras a fundar la Federación de Trabajadores de Córdoba, conviniéndose en que no estuviera afiliada a ninguna Confederación Sindical a nivel nacional. (Ya existían  la CTC. UTC. Y CTSC)  En 1960, se cumplió el Primer Congreso de Trabajadores de Córdoba, con el respaldo y la participación de veintiuna organizaciones con Personería Jurídica, incluyendo las Cooperativas Agrarias de San Bernardo del Viento, el Sindicato de Pescadores del agrario del río San Jorge. Del Congreso citado resultó elegido el siguiente Comité Ejecutivo: Beatriz Lorduy de Ángel y Edgardo Nieto, de la Asociación de Maestros, Gualberto Fafra, del Sindicato de Braceros de Montería, Eleazar Mina Mena, de la Sociedad de Loteros de Córdoba, Luis Anaya del Sindicato de la Zona de Carreteras, Luis Alfonso Moreno Torres, del sindicato de Trabajadores del municipio de Montería, Américo Donado del Sindicato de Trabajadores del Departamento de Córdoba, Carlos Cote Molina, de la Federación de Droguistas, seccional Montería, Lesle Mercado, del Sindicato de Oficios Varios de Cereté, Carlos Doval, de la Asociación de Pequeños Comerciantes de Montería, Nestor Murillo del Sindicato de Trabajadores del ICA – Turipaná, Víctor Forero, de los Adjudicatarios del Barrio La Granja.

 

En 1961, se colocó la Primera Piedra de la Casa Sindical que ha funcionado en la Carrera 6ª, calles 40 y 41 en lote donado por el Municipio de Montería, mediante proyecto  arquitectónico del ingeniero Rafael González Petro.

 

 

Otras Organizaciones

 Durante la primera década del Departamento de Córdoba, el movimiento sindical dio vida organizaciones, algunas efímeras, otras aún existen con diferentes niveles de fuerza como tales y de “Poder de convocatoria” como se dice en el argot sindical. Entre ellas: el Sindicato de Choferes, liderado por Adriano Álvarez Barón, Sociedad de Meseros y Banqueteros que presidió por mucho tiempo el dirigente Sotomayor, Unión de Pequeños Comerciantes, Sociedad de Músicos de Montería, presidido por el maestro Enrique Espejo, Liga de Agricultores de Córdoba, dirigido por Lesmes Mercado y el Sindicato de Trabajadores de la Empresa Pública de Montería, entre otras organizaciones.

 

 

Luchas Sindicales

  A través del tiempo, muchas de las organizaciones sindicales del Departamento de Córdoba, teniendo como base principal la ciudad de Montería, debieron asumir posiciones de lucha para alcanzar conquistas, especialmente de orden salarial y negociar pliegos de peticiones frente al Estado como patronos, o empresas privadas, destacándose el Sindicato de trabajadores de CerroMatoso lo cual se dificultaba por la presión que ejercían a través de los propios trabajadores, muchos de los cuales temían afiliarse. Sin embargo, se dieron algunos hechos sobresalientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.