Sin indemnizar a la familia Samboní, hermanos Uribe Noguera liquidaron bienes

Toda una polémica se ha generado luego de que trascendiera que los hermanos del arquitecto Rafael Uribe Noguera, quien en diciembre de 2016 secuestró, torturó, violó y asesinó a la niña Yuliana Samboní (7), liquidaron todos sus bienes, sin indemnizar a la familia de la pequeña.

Y es que la constructora Lascaux SAS que construyó el edificio Equus 66, en donde se cometió el crimen, entró en fase de liquidación por mutuo acuerdo de los socios, dejando así sin efecto alguna posibilidad de reparación económica para la familia indígena que fue objeto de tan devastadora pérdida.

Así lo dio a conocer la Agencia de Periodismo Investigativo (API), que mediante un artículo detalló la insolvencia de los Uribe Noguera, pues el apartamento en donde residía el arquitecto y que sirvió como escenario para el infanticidio, fue vendido por 704 millones de pesos, en septiembre pasado.

El abogado de esta exclusiva familia bogotana, dijo en su defensa que ellos quisieron indemnizar a los Samboní pero estos se negaron. “Los Noguera ofrecieron reparación a la familia Samboní, pero estos dijeron que no”, y resaltó que “con ocasión del proceso penal, todos los negocios de la familia se fueron a la quiebra, entre estos, la Constructora Lascaux”.

A su turno la defensa de la víctima, Viviana Benavidez, dijo que no ha habido voluntad alguna de la parte indemnizatoria para llevar a cabo el proceso y confirmó que, en efecto, la familia de la niña no había pedido reparación, sin embargo, se dejó “la puerta abierta para que la pudieran pedir más adelante por la vía civil”

Cabe recordar que Rafael Uribe Noguera fue condenado a 58 años de prisión por el delito de acceso carnal violento, entre otros, y a pagar una multa por encima de los 1.600 millones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *