Este martes, 25 de agosto, la Procuraduría General de la Nación dejó en firme la absolución del senador Iván Cepeda en el caso disciplinario por una presunta manipulación de testigos y que fue impulsado por abogados del expresidente Álvaro Uribe.

De acuerdo con la Procuraduría, la conducta no existió, «razón por la cual los argumentos de impugnación no tienen la potencialidad de desvirtuar la improcedencia de imponer el correctivo disciplinario siendo por ende conducente absolver de responsabilidad al senador».

Sobre la decisión, Cepeda no tardó en pronunciarse a través de su cuenta en Twitter, donde trinó: «El procurador Fernando Carrillo ratificó hoy la decisión de absolverme con relación a la acusación del exsenador Álvaro Uribe de recibir falsos testimonios a cambio de ofrecimientos. Una nueva decisión en la que se demuestra que nunca intenté sobornar a nadie». 

Cabe recordar que este caso inició en 2013 cuando Jaime Granados, abogado de Uribe, interpuso una queja en nombre de su apoderado en la que denunciaba a Cepeda por la presunta comisión de faltas disciplinarias al investigar y recepcionar testimonios que están dentro de sus funciones.