Instituto Nacional de Salud (INS) hace llamado a los colombianos a seguir cumpliendo con todo rigor el Aislamiento Preventivo Obligatorio

Aunar esfuerzos en favor de la investigación y el fortalecimiento del Instituto Nacional de Salud, INS, para enfrentar la pos pandemia, con el aumento de recursos, fue la solicitud unánime de los congresistas, durante la presentación de los informes presupuestales de la entidad.

En desarrollo de la sesión no presencial de la Comisión Séptima, la directora del Instituto Nacional de Salud, Martha Ospina, expresó que en el marco de la pandemia recibieron $ 15 mil millones adicionales que permitieron ampliar su función de vigilancia, para un total de $79.309 millones, y precisó que a la ejecución a 30 de julio es del 57.9 por ciento.

Así mismo anunció que para el 2021 la aspiración presupuestal es de $96.719 millones, de los cuales $44 mil millones serán para funcionamiento y $52 mil millones a inversión. “En funcionamiento se incluye la posibilidad de que a los profesionales de vigilancia y laboratorio se le paguen horas extras, pues tener bacteriólogos y epidemiólogos trabajando 24/7 es muy desgastante sin ningún tipo de incentivo.

Adicionalmente manifestó la funcionaria que el presupuesto anunciado es de $77 mil millones, lo que revela un faltante de $19.904 millones, “más o menos $20 mil millones ha sido siempre el faltante, pero es para hacer lo que ya hacemos, no es para tener una expansión, que si así fuera el faltante sería de $ 50 mil millones, este rubro es necesario para compra de equipos y expansión de anti venenos, mantenimiento y actualización de equipos de laboratorio, entre otros”.

Finalmente reconoció que las donaciones y ayudas le han permitido al INS hacer ese tipo de actualizaciones, “la Embajada de Japón nos ayudó con la implementación de unos cuartos fríos”.

Adicionalmente aclaró que hoy los tomadores de muestras superan la capacidad de los laboratorios, por esta razón se han acumulado las pruebas. “Tenemos una red envidiable, pero deben privilegiarse los pacientes hospitalizados y los servidores de salud, para tener un claro panorama de la epidemia. Hay entes territoriales que toman tres mil muestras y no saben dónde se las van a leer”.