La reforma tributaria, que viene con la Ley de Crecimiento Económico, está semana tendrá su paso decisivo por el Congreso de la República, pues debe superar los debates que le restan para ser aprobada.

Sin embargo esta ley no ha sido del agrado de todos los sectores dentro del parlamento. El partido Liberal anunció recientemente que no votará a favor del proyecto con lo que se le pone cuesta arriba el camino a la iniciativa del Gobierno.

Para el académico y analista político Isidro Hernández, el retiro del colectivo del Partido Liberal del apoyo a la Ley obedece a los altos costos políticos que los partidos han tenido a la hora de apoyar la reforma tributaria, en especial en el marco del paro nacional, que se inició el 21 de noviembre pasado.

Y es que parte de la polémica radica en las exenciones tributarias que contempla para empresarios del país. De acuerdo con el Gobierno, esto permitiría una mayor capacidad de crear empleo y eso ayudaría a reducir esas cifras.

Recordemos que Colombia tiene una de las tasas más altas de tributación, la cual llega al 71,2 % del valor de las utilidades del sector privado (por renta, ICA, impuestos laborales e IVA, entre otros), según el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruc.