El sábado, 8 de agosto, en horas de la noche, se produjo una explosión en un transformador del barrio Villas de Girardot, en Bucaramanga, el cual dejó como resultado seis casas completamente devastadas por las voraces llamas.

Ocho unidades del cuerpo de bomberos de Bucaramanga llegaron hasta la zona, en el occidente de la ciudad, para controlar las llamas que se extendieron rápidamente por el sector.

La comunidad preocupada porque el incendio se fuera extender a otras viviendas, apoyaron a los bomberos y lograron minutos más tardes apagar el fuego que dejó a seis familias damnificadas.

El teniente Edgar Ochoa, comandante de los bomberos de Bucaramanga, informó que no se registraron heridos, sólo daños materiales en las casas que resultaron tocadas por las llamas.

Se espera que los entes gubernamentales acudan al sector a brindarle ayuda a las familias que lo perdieron todo. Presuntamente un cortocircuito habría sido el causante de la explosión.