Alberto Brunori, representante de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, anunció en Cartagena, durante su participación en la conmemoración de los 71 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en 2019 se han presentado 86 asesinatos de defensores y defensoras de derechos humanos.

El delegado de la ONU fue contundente al señalar que estas cifras permiten identificar causas estructurales que derivan de la falta de presencia integral del Estado.

Bronuri dijo que los homicidios de los defensores de derechos humanos significa que «se está fallando en el fortalecimiento de las democracias de igualdad y dignidad porque no se está protegiendo el derecho a la vida y los derechos humanos», puntualizó.

«Tengo que decir con tristeza e indignación que, por lo menos, 86 defensores y defensoras fueron asesinados a lo largo de este año en Colombia, entre ellos, 22 hacían parte de juntas de acciones comunales. A muchos de ellos y ellas los conocíamos, supimos de su valor valiente y compartíamos la lucha por los derechos humanos», sostuvo Brunori.