Por: Antonio Cardona

Este es un estudio internacional publicado el pasado jueves, 21 de septiembre, en Nature Ecology & Evolution y liderado por el investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas de España (Csic) en el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (Creaf) Josep Peñuelas, “las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y nitrógeno atmosféricos han actuado como fertilizante y han hecho que la Tierra sea hoy más verde que hace 30 años”, Josep Peñuelas, expresó.

Tal parece que el planeta tierra, pasará de una fertilización a una época de calentamiento profunda, cambio que ha empezado a notarse desde el hemisferio norte, con la destrucción de ecosistemas terrestres e incluso con la humanidad.

«La sensibilidad al aumento del CO2 que hasta ahora era positiva, ya no lo es y, desde 2010, la biosfera ya no tiene esa capacidad tan fuerte de hacer de sumidero del dióxido de carbono», explicó Peñuelas.

De igual importancia, la investigación recuerda que en el año 2015 sucedieron grandes quemas en el sudeste asiático, blanqueo del coral en Australia, desecamientos en África y derramamientos en Sudamérica asociadas a un Niño histórico, alimentado por unas temperaturas récord, hechos que reflejan esta transición hacia un mundo más cálido.