San José de Uré presenta 114 familias en crisis humanitaria

Fruto de los reciente brotes de violencia y enfrentamientos de campesinos de la vereda Alto Cristal, perteneciente al municipio de San José de Uré, en contra de la policía antinarcóticos, quienes adelantan tareas de erradicación de cultivos de coca en la región, generó un desplazamiento de 114 familias campesinas hacia el casco urbano, pidiendo ayuda humanitaria.

Por ello, el alcalde de San José de Ure, Bladimir Londoño Zulbaran, indicó que más de 200 personas se encuentran hacinadas en las instalaciones de la administración municipal en condiciones no dignas por lo estrecho del lugar, “ya hay más de 200 personas viviendo en condiciones indignas en la alcaldía, por que es un espacio pequeño donde no tenemos mucha posibilidad de darles las mínimas garantías para que nuestros campesinos puedan pernoctar como lo merecen todas las personas de este país”, dijo el burgomaestre.

Así mismo, el mandatario agregó que no ha sido posible la comunicación directa con el ministro del interior, Diego Palacios ni tampoco con Hernando Londoño Acosta, director nacional de sustitución de cultivos ilícitos, quiénes le han asegurado en repetidas ocasiones el no contar con los recursos necesarios para financiar los programas de sustitución de cultivos, “esta crisis humanitaria, cada día se acentúa más, por que veíamos venir esta situación, siempre era que no había plata, que estaba desfinanciado el programa, que una cosa y que la otra, y efectivamente el campesino se queja que cuando el gobierno lo requirió, ellos levantaron sus cultivos en un cumplimiento casi del cien por ciento de erradicación voluntaria y hoy el campesino se ha quedado con las manos vacías”, explicó el alcalde Londoño.

Finalmente, el jefe de la cartera, manifestó su interés de viajar a la ciudad de Bogotá, acompañado de algunos representantes del sector campesino y de líderes sociales de la región, para que logren ser escuchados por el gobierno nacional y atiendan de manera urgente esta crisis humanitaria que viven estas familias del sur de Córdoba.