Por los próximos cuatro años Rusia quedará excluida de los Juegos Olímpicos, así lo estableció la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). La nación quedó excluida de las competiciones internacionales por la falsificación de los controles entregados a la entidad a principio de año.

James Fitzgerald, portavoz del Comité de Sanciones declaró, tras un comité ejecutivo celebrado este lunes, que por esconder información antidopaje, el país no estará en Tokio 2020 ni en la edición de invierno de Pekín 2022.

«La lista completa de recomendaciones (de sanciones por parte del Comité de Revisión de la Conformidad -CRC-) fue aprobada por unanimidad por los 12 miembros del comité ejecutivo”, declaró a los medios el portavoz.

Además, el CRC recomendó la exclusión de la bandera rusa de los Juegos y de todo campeonato mundial durante los cuatro años, aunque con la posible presencia de deportistas ruso bajo bandera «neutral».

Cabe destacar que la decisión de la AMA puede ser recurrida en un plazo de 21 días ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), por la Agencia Rusa Antidopaje (Rusada) o por el Comité Olímpico Ruso (ROC), o cualquier federación internacional implicada.