Por solicitud de la Procuraduría General de la Nación, el Juzgado 15 Penal del Circuito de Conocimiento de Bogotá revocó la libertad condicional al contratista Emilio José Tapia, y ordenó su captura para que su condena por el carrusel de contratos en Bogotá.

Recordemos, que Tapia fue condenado en 2015 por su participación en el desfalco de la contratación. En 2016, el Tribunal Superior de Bogotá redujo su condena, que pasó de 17 a 7 años de cárcel.

Así mismo, en diciembre del 2018 a Tapia le habían concedido prisión domiciliaria tras haber cumplido 3/5 partes de su condena

Y desde agosto del 2019, el Juzgado Primero de Ejecución de Penas de Barranquilla le había concedido la libertad condicional.

Sin embargo, para el juez de Bogotá que revocó la libertad, su par en Barranquilla omitió la consideración de la gravedad de la conducta cometida por Tapia al momento de darle su libertad.

«No le era permitido al juez de instancia (Barranquilla) omitir como lo hizo las consideraciones sobre la gravedad de la conducta (…) Es claro que el juez encargado del cumplimiento de la pena no realizó una valoración de la conducta punible teniendo en cuenta las circunstancias que en su momento fundamentaron la imposición de la condena», se lee en la decisión que ordena la recaptura de Tapias.

Dado esto, el juzgado de Bogotá ordenó la captura de Tapia para que pague lo que le falta por cumplir de su pena en prisión domiciliaria, medida de la que disfrutaba desde 2018.