Las alarmas policiales se encuentran encendidas en la zona del Atlántico, donde presuntamente estaría operando una red de tráfico de bebés que se encuentra bajo la lupa judicial y desde la Fiscalía ya adelanta las investigaciones.

Los indicios sobre esta red de criminales salen a la luz pública tras el asesinato de la joven Adriana Martínez Fontalvo, de 15 años de edad, a quien le segaron la vida a golpes el pasado 13 de noviembre en un apartamento, ubicado en el bloque A del conjunto residencial Ciudad Real en Malambo.

Se conoció que a ese lugar Martínez fue invitada por una joven de 16 años, quien es investigada por el deceso. Unos días antes de la fatídica muerte, la joven investigada le había ofrecido a la hoy occisa la suma de 800 mil pesos para que le vendiera a  su bebé de tan solo dos meses de nacido.

Te puede interesar: http://www.lapiragua.co/tres-heridos-en-buenavista-por-explosion-de-un-cilindro-de-gas/judicial/

Este intento de querer comprar al bebé fue contado por Martínez a sus parientes, quienes en medio de las investigaciones por este crimen contaron a los investigadores el hecho de la compra del bebé lo que conlleva al indicio de la red de tráfico de menores.

La joven de 16 años, sindicada en el crimen, fue capturada por la Policía y aceptó su complicidad en los hechos. Su función habría sido la de ganarse la confianza de Adriana y llevarla hasta el apartamento, donde otras personas cometieron el homicidio.

La Fiscalía indicó que la hipótesis de la red de tráfico de bebés se sustenta por el interés de la capturada de querer comprar al bebé y posterior encubrimiento de un asesinato que es investigado para atrapar a los responsables.