Insisten en la implementación del acuerdo establecido entre la FARC-EP y el Gobierno Nacional


De cara a los lamentables y reprochables hechos presentados en la ciudad de Samaniego del departamento de Nariño, en los cuales fueron asesinados ocho jóvenes el pasado sábado 15 de agosto, expresamos nuestra profunda preocupación frente a la oleada de violencia que nuevamente se presenta en el país, atentando contra el derecho fundamental de la vida y constituyendo un claro retroceso en los avances que se han logrado para construir la paz con justicia social, tan anhelada por todos los colombianos.

Desde las universidades públicas continuamos apoyando todas las iniciativas de la sociedad civil y los entes gubernamentales del Estado que propendan por la construcción de la paz en los distintos territorios, en este sentido, insistimos en la necesidad de continuar con la implementación del acuerdo establecido en el 2016 entre la FARC-EP y el Gobierno Nacional. De la misma manera es esencial construir nuevos espacios de diálogo e interlocución entre distintos actores sociales que propicien la superación de la violencia que sigue haciendo presencia con hechos dolorosos que afectan especialmente a las comunidades más vulnerables y a los territorios rurales.

Desde el Sistema Universitario Estatal ponemos a disposición toda nuestra capacidad investigativa y formativa en temas de conflicto social y construcción social para aportar a la construcción de paz en nuestro país. Solicitamos a las instancias de investigación del Estado adelantar lo pertinente para que los hechos lamentables se pueden aclarar y que la justicia pueda establecer las acciones de reparación al daño provocado a las familias de los jóvenes. Se deben adelantar las acciones necesarias para que estos hechos no se vuelvan a repetir.