Tras un arduo consejo de seguridad realizado este viernes, 28 de agosto, en el departamento de Antioquia, las autoridades gubernamentales, policiales y militares, fijaron una recompensa de 50 millones de pesos para quien ofrezca información sobre el paradero de los responsables de la nueva masacre cometida en ese departamento la noche del jueves.

El general Jorge Vargas, director de Seguridad Ciudadana de la Policía, dijo que al sitio donde cometieron el crimen están llegando investigadores especiales de la Dijín, por orden del Ministro de Defensa.

Al municipio llegará la recién creada Unidad Especial para la Identificación y Judicialización de Perpetradores de Homicidios Colectivos, y que en las últimas horas logró la captura de los dos de los presuntos responsables de la masacre de 5 jóvenes en Cali.

Como se recordará, la noche del jueves, 27 de agosto, fueron asesinados tres jóvenes en una finca de la vereda Bajo Cañaveral, a 50 minutos del casco urbano.

La víctimas tenían 14,17 y 27 años respectivamente. Sus muertes fueron atribuidas a “disputas territoriales por las rentas ilícitas” que presuntamente estarían haciendo integrantes del Clan del Golfo en la zona, indicaron fuentes castrenses ligadas a la investigación.

Esta es la segunda masacre que ocurre en tan solo cuatro días en este departamento. La primero ocurrió en una vivienda del vecino municipio de Venecia, donde las víctimas mortales también fueron tres jóvenes.