Por: Emilio Córdoba Díaz

Al menos 65 parques eólicos funcionarán en el alta y media Guajira. Es decir, más de 600 comunidades étnicas tendrán impactos con los 2.600 aerogeneradores  que estarán instalados en el 98% del territorio Wayú. La transformación energética del país podría convertirse en el declive de todo un pueblo.

En Wayúnkaski  Jouktai significa viento, pero este vocablo también encarna una verdad que ha venido acompañando al pueblo Wayú desde que se estableció en la península de la Guajira, tras migrar de la Amazonía, Jepirachi entre tanto, quiere decir  brisa distinta del norte, y jemelwaakil, significa “nace el sol”

Ahora las multinacionales están usando estas tres palabras propias de la comunidad  Indígena, para determinar los parques  eólicos  que en unos años terminarán por cubrir el paisaje de Alta y media Guajira. “En pocas décadas todo este territorio habrá cambiado radicalmente si se construyen  los 65 parques eólicos. Planeados”, indicaron Camilo González Posso, presidente del Instituto d Estudios para el Desarrollo  y la Paz, Indepaz, y Joanna Barney, magister en Paz y resolución de conflictos, en su libro: El Viento del este  llega con revoluciones.

Según las proyecciones para el 2031, se calcula la instalación de más de 2.600 aerogeneradores de energía que funcionarán en los mencionados parques para producir  6.500 megavatios para el sistema de interconexión nacional. Se espera que para el 2022 comiencen a operar los primeros nueve proyectos, que generarán 1.130 megavatios.

“Finalmente cuando se efectué todo el despliegue, la Guajira tendrá la capacidad de producir 30 gigavatios, casi el doble de lo que ahora consume el país”, explicó González.

En la segunda fase, se espera que las 19 empresas interesadas en adelantar estos proyectos inviertan unos 6.000 millones de dólares. Esto nos da a entender que de manera silenciosa se está transformando la guajira en la primera potencia  de Energía Eólica de Colombia y en uno de los núcleos de transición energética más importante del continente. Señalaron los expertos.

Sí lo anterior es como se ha planteado y hemos dicho que la mina de cobre más grande del mundo está ubicada en el departamento de Córdoba precisamente en Puerto Libertador, los cordobeses y los guajiros podríamos decir que la costa Caribe tendrá un futuro muy promisorio con lo referente a energía renovables que mitigan el “Calentamiento de la Tierra”. Pero también debe traer consigo mejores condiciones de vida para los pobladores de las regiones referenciadas. Quiera Dios sea así.

Pero no olvidemos lo que hace rato expresó Galeano en su libro “Las Venas Abiertas de América  Latina”. “La Culpa de La Pobreza de Los Países Latinoamericano es su propia Riqueza”

Dado a lo anterior, Sí, el potencial de cobre que tiene el departamento de Córdoba que según los entendidos  se podría catalogar como el más grande del mundo y, el potencial de energía eólica en un futuro en la Guajira será el de mayor potencial, de  América Latina. Deseo con mucho respeto, hacerles a nuestra gente del caribe pero en especial a los Cordobeses y a los compañeros Guajiros que viven en nuestro departamento, la siguiente pregunta:

¿Será Que ese gran potencial de  cobre que tiene Córdoba y el de energía eólica que tendrá  la Guajira,  en vez de mayor riqueza y desarrollo económico  y social para estos departamentos en un futuro no lejano  se convertirán en un bumerán,  proporcionando un  incremento de la pobreza para ambos,  según la tesis de Eduardo  Galeano?   ¿Qué Piensa Usted?