Puerto internacionalizará a Córdoba

CVS licenció el proyecto bajo los mayores estándares de sostenibilidad ambiental.

 

 

En el Municipio de San Antero se construirá el Puerto granelero multipropósito de menor calado que internacionalizará a Córdoba, permitirá el incremento del comercio exterior y mejorará la competitividad regional.

 

 

El proyecto consiste en la construcción y operación de un puerto privado de servicio público que pretende manejar una carga de graneles sólidos para importación y exportación.

 

 

El puerto está ubicado en la Vereda La Parrilla en una zona de uso comercial y portuario de acuerdo al PBOT del Municipio de San Antero, en la región del Golfo de Morrosquillo, la cual aparece definida dentro de las zonas portuarias en el Plan Integral de Ordenamiento Portuario (PIOP) como una de las potencialidades a desarrollar y fortalecer el comercio exterior, beneficiando a las comunidades aledañas al sector.

 

 

El puerto de graneles, al ser multipropósito, tiene por objetivo principal la exportación de los productos agropecuarios de la región y la importación de otros bienes e insumos del mercado exterior. También tiene capacidad para el manejo de minerales, como yeso, bauxita, y carbón, los cuales serán manejados con los máximos estándares internacionales para el control de material particulado, tanto en bodegas como en las zonas de cargue, la cual consta de una pasarela de 550 metros mar adentro con bandas encapsuladas para evitar el contacto de los materiales con el viento y las aguas, y un moderno sistema telescópico para cargue.

 

 

El proyecto portuario utilizará 7.5 hectáreas de las 27 mil hectáreas que conforman el Distrito de Manejo Integrado de la Bahía de Cispatá, declarado por la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge – CVS. El área de desarrollo portuario representa un 0.03% del DMI y corresponde a la Zona de Producción tipo B que permite este tipo de actividades reguladas dentro del DMI.

 

 

Dentro del área de influencia del puerto, se encuentran 1,88 hectáreas de las más de 12 mil hectáreas de bosques de manglar presentes en el DMI, resaltando que los manglares de la Bahía de Cispatá del antiguo delta del rio Sinú, se consideran como uno de los mejores conservados en Latinoamérica, debido al manejo que se le ha venido dando por la autoridad ambiental y las comunidades asentadas en el DMI.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.