La Unidad Parques Nacionales Naturales de Colombia envió una contundente carta al Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD), región Caribe, en la cual da cuenta de las inconsistencias, los vacíos normativos y las irregularidades que presentan los tres proyectos ambientales que esta última entidad le aprobó a la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag), enfocados al presunto propósito de preservar la Ciénaga Grande de Santa Marta, cuyo caso fue denunciado públicamente por el gobernador del Departamento, Carlos Caicedo.

En la misiva, Parques Nacionales explica que su argumento parte de diferentes estudios y conocimientos sobre el área, teniendo en cuenta que la Ciénaga es un santuario de fauna y flora a su cargo.

“Se requiere realmente reconsiderar el proyecto, y trabajar en función de la recuperabilidad del humedal. En conclusión se considera que no beneficia al Santuario de Fauna y Flora de la Ciénaga Grande de Santa Marta y más bien lo afecta negativamente, ya que se entiende como una propuesta de canalización que no deja entrar el agua del río Magdalena al complejo lagunar en temporada de agua altas y que amenaza con desaguar el Santuario durante las sequías”, siendo esa la contundente respuesta de la Unidad.

Parques Nacionales fue aún más específica y detalló las carencias y hasta daños a la fauna y flora que podrían acarrear estos proyectos, avaluados por más de 83 mil millones de pesos, los cuales fueron presentados a última hora por la gobernadora saliente, Rosa Cotes, justo tres días antes de la posesión del nuevo gobierno, lo cual generó sospecha en la opinión pública, toda vez que los Cotes son aliados políticos de los Díazgranados, familia a cargo de Corpamag, ambos opositores a Caicedo.

“El proyecto no considera cómo se va a controlar el cambio de uso del suelo después de generar zonas libres de inundaciones. Las medidas de manejo que plantea no parecen suficientes para minimizar los daños ambientales por obras civiles sobre un ecosistema altamente sensible a cualquier disturbio de tipo antrópico. No hay claridad respecto a la ubicación de los puntos a intervenir. No es claro si esos puntos de dragado ya habían sido intervenidos. No es claro por qué se van a hacer obras de dragado en la ciénaga. No es claro qué método emplearon para hacer la evaluación de impactos, dado que no hay una caracterización biótica. No son claras las medidas de manejo respecto a la fauna residente, permanente o temporal en la zona de influencia directa del proyecto. Por ejemplo, aquella que no se pueda ahuyentar, nidos de aves, madrigueras de roedores, entre otras”, precisa la carta.

Igualmente, la Unidad señala que “tampoco se visualiza un componente de participación comunitaria en el proyecto de restauración, que es clave para el éxito de cualquier iniciativa de este tipo”, tal como lo había manifestado el gobernador al inicio de su mandato.

 “La aprobación de estos proyectos estaba prevista para el viernes 27 de diciembre (2019), tres días antes de mi posesión como gobernador y si para la administración saliente eran proyectos prioritarios debieron presentarlos antes de fin de año. No es de recibo, en términos de los principios de transparencia, articulación, planificación y concurrencia, que se proceda a la aprobación de proyectos por sumas superiores a los 83 mil millones de pesos a tres días del cierre de vigencia y de inicio del nuevo gobierno”, advirtió Caicedo en ese momento ante la OCAD y el Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Asimismo, el gobernante magdalenense alertó a la Procuraduría General de la Nación sobre la licitación por 74 mil millones que adjudicará Corpamag, con un único proponente, para el dragado de los caños.

PDF Embedder requires a url attribute