Foto ilustrativa. 

Desde tempranas horas de este viernes, 5 de diciembre, habitantes del barrio Sierra Chiquita de Montería, iniciaron una protesta para alzar su voz y llamar la atención de las autoridades y organismos competentes, por la “mala gestión” en las obras de acueducto de agua potable que se desarrollan en esta zona. 

En contacto con nuestro Bloque Informativo, un vocero indicó que se estaba a la espera del ingeniero contratista a cargo de esta obra, la cual es ejecutada por el consorcio Aguas de Jaraquiel, a través de Aguas de Córdoba. 

“La cuestión está crítica acá en la parcela Sierra Chiquita, estamos esperando al ingeniero contratista, es un obra de más de 4 mil millones de pesos. Ellos vienen tapando las redes con la misma tierra y no están echando el balasto necesario que tenían nuestras calles”, manifestó el informante. 

Y es que al parecer, los encargados de esta obra están empleando la misma tierra que se ha excavado, para dar los acabados, por lo que con la temporada de lluvias se genera el hundimiento y el peso de los vehículos que por allí transitan, empeora la situación. 

“No han contratado gente calificada para esta vaina, han colocado los contadores al revés, en parte esa cuestión (las tuberías) se están saliendo, las conexiones eso se está saliendo con la poca presión que ellos colocan para probar la presión de la tubería”, sentenció.

De esta obra aún falta terminar la instalación de 700 metros de tubería de seis pulgadas. Y se conoció que se llegó a un acuerdo con la empresa Veolia, por lo que mientras esta recibe la obra de parte de la Administración, le proveerá a la comunidad cuatro horas diarias de agua potable.