Foto: Ilustrativa.

La Procuraduría General de la Nación solicitó ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que en el caso 003, denominado “Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado”, la Sala de Reconocimiento de Verdad priorice las investigaciones sobre los hechos de la Décimo Primera Brigada y el Batallón de Contraguerrilla No. 79 y se llame a rendir versión voluntaria a los comandantes de estas unidades entre 2005 y 2007, quienes presuntamente podrían estar implicados en los hechos que rodearon la victimización de personas que fueron sepultadas en el cementerio Las Mercedes, de Dabeiba, Antioquia.

Así mismo, solicitó que como parte del proceso de definición de medidas cautelares se establezca un plan de trabajo interinstitucional para la identificación de todos los cuerpo inhumados como personas sin identificar, y se determine si corresponden a víctimas de desaparición forzada que fueron denunciadas en Medellín durante los años 2005 a

2007.

Por último, y ante las amenazas de que  han sido objeto los comparecientes, especialmente quienes rindieron testimonio durante la diligencia realizada el pasado 9 de diciembre en Dabeiba, el Ministerio Público pidió a la Sección de Primera Instancia para Casos de Ausencia de Reconocimiento y Responsabilidad de la JEP proceder con celeridad a la evaluación de riesgos y la adopción de todas las medidas de protección necesarias para salvaguardar la integridad de los militares, que han colaborado con el esclarecimiento de las muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate.