Este miércoles a través de un comunicado de la Procuraduría General de la Nación anunció que se debe respetar el pronunciamiento de las altas cortes en torno a la decisión de dictar medida de aseguramiento domiciliaria al senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez. 

El Ministerio Público señala que es necesario respetar la independencia judicial y la institucionalidad en este tipo de casos.

La Procuraduría recuerda que “es imperativo para todas las ramas del poder público de acatar y dar cumplimiento a las decisiones judiciales. Por ende, ningún servidor público está habilitado para promover o alentar su incumplimiento. Es el acatamiento a la ley lo que garantiza la supervivencia de la democracia y el Estado de derecho”.

Advierten que “el único escenario legítimo para la discusión y confrontación de las decisiones judiciales es el proceso mismo, acudiendo a los instrumentos que el debido proceso provee”.

De otra parte, la Procuraduría dice que continuará ejerciendo su labor de vigilancia dentro del proceso penal que se adelanta en contra del senador Álvaro Uribe Vélez, y, en ese marco, “examinará la pertinencia de ejercer los controles procesales que la ley contempla para la medida de aseguramiento dictada en su contra, en procura de la preservación de la integridad del orden jurídico y la intangibilidad de las garantías procesales”.

La Procuraduría señala que a la pandemia del COVID-19 “no se le puede agregar una pandemia de odio que nuble el futuro, amenace la democracia y nos sume en una nueva noche de dolor”.