Tres de los Centro de Atención Inmediata (CAI) que fueron atacados durante las manifestaciones en rechazo a la muerte de Javier Ordóñez en Bogotá, fueron visitados por el presidente Iván Duque, quien luciendo la chaqueta de la Policía, saludó a los uniformados de Kennedy, Ferias y Castila. 

El mandatario, tras llegar sin previo aviso, conversó con los funcionarios sobre los hechos que comenzaron la tarde del pasado jueves, 9 de septiembre, y se extendieron durante al menos tres días, dejando más de una decena de muertos, cientos de lesionados tanto civiles como oficiales, y destrozos a CAI, unidades de Transmilenio y espacios públicos y privados. 

Por otro lado, recordemos que el Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, admitió ante los medios de comunicación, que los funcionarios involucrados en la muerte de Ordóñez, cometieron un asesinato, declaraciones que se conocieron luego de que se confirmara que el caso no se llevaría bajo ningún concepto por la justicia penal militar, dado que las lesiones que sufrió la víctima no son propias de un procedimiento policial. 

Asimismo, la alcaldesa Claudia López dijo el pasado fin de semana que entregó tanto a Presidencia como a Procuraduría general de la Nación, una recopilación de cerca de 190 horas de video, en las que se evidenciaría que durante las protestas desarrolladas del 9 al 11 de septiembre, los policías accionaron sus armas de forma indiscriminada contra los manifestantes.