Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, se pronunció sobre el incremento del salario mínimo decretado el jueves, 26 de diciembre, por el presidente Iván Duque, y ante el escenario económico sentenció que “el incremento del salario es un mensaje pésimo”.

“El Gobierno y los grandes gremios económicos hicieron una acción ridícula. Es absolutamente ridículo que estando a 20.000 pesos del millón de pesos, que fue una propuesta muy modesta que planteamos el movimiento sindical, hayan decidido quedarse en 980.000 pesos”, indicó.

Orjuela mostró su descontento ante el aumento del 6% que por tan solo 20 mil pesos aleja su propuesta del millón de pesos que aspiraban para los trabajadores, y afirmó que el país no puede recibir migajas del Gobierno Nacional.

“Los buenos salarios, que es lo que estamos pidiendo para el país, están ligados a mejorar el bienestar de la población, ayudar a resolver la inequidad profunda en el país y salir de la pobreza”, manifestó el líder sindical.

Como se recordará, Duque junto a la ministra de Trabajo, Alicia Arango, hicieron el anuncio del aumento salarial desde Cartagena. El sueldo total pasó de $828.116 a $877.803, mientras el subsidio de transporte, de $97.032 a $102.854.