Productores de auyama de la Asociación de Tierra de Samayo, en Pueblo Bujo, zona rural de Montería, han emitido un llamado de atención en aras de que no se pierda la cosecha que tienen represada producto del mal estado de las vías que conectan con el área urbana.

Se trata de 200 hectáreas de este rubro, que no han podido distribuir a pequeños y grandes comerciantes de la ciudad, pues los camiones transportadores suelen quedarse atascados en las carreteras enlodadas.

Al sitio llegó la Alcaldía a través del programa Agenda Rural, cuyo asesor, Gustavo Álvarez, explicó parte de la situación por las que estos productores están atravesando.

«Hago un llamado para que nos compren nuestro producto. Estamos en cosecha, de la mejor calidad», expresó Ronald Ramos, vocero del gremio.