50 Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) del país, en 12 ciudades, evaluó la Superintendencia de Salud y encontró no solo problemas en el pago de salarios a los trabajadores, sino también en la entrega de los elementos de bioseguridad.

El superintendente Fabio Aristizábal señaló que la situación es crítica en algunos centros hospitalarios donde les adeudan el salario a sus trabajadores.

 “Observamos que en once IPS de cinco ciudades se reportaron algún incumplimiento en los elementos de protección, cinco IPS reportaron falta de pago en salarios, diez IPS anunciaron incumplimiento en el pago de honorarios en el talento humano en salud, y dos IPS señalaron incumplimientos en los elementos biomédicos”, afirmó.

El Superintendente destacó que dentro de este trabajo también se realizó una proyección de los elementos de bioseguridad que requiere el talento humano en salud para la atención de la pandemia.

“Hicimos un trabajo muy importante desde la Superintendencia para entregárselo al Ministerio de Salud y la Gerencia de la COVID-19, que era realizar una estimación de los elementos de protección que necesita el país, el cual es de 63 millones 308.658 pesos mensuales, esa información era vital para saber que recursos se necesitaban”, indicó.

El ministro de Salud, Fernando Ruiz, afirmó en el debate de la Comisión Séptima del Senado, que las protestas del personal de la salud en algunos hospitales y clínicas del país, por la falta del pago de sus salarios atrasados, era porque no fueron reportadas las deudas laborales ante el Gobierno Nacional.