A través de redes sociales le llegaron las intimidaciones


SA la jueza 30 de control de garantías de Bogotá, Clara Ximena Salcedo, la Unidad Nacional de Protección y la Policía Nacional le asignó un esquema de protección luego de que se le realizara un estudio de seguridad.

Dicho estudio se practicó luego de que la togada denunciara amenazas en su contra tras haber dejado en libertad al ex presidente Álvaro Uribe Vélez al revocar la medida de detención domiciliaria el pasado 10 de octubre.

De acuerdo con la funcionaria, las amenazas llegaron a través de redes sociales. Dichas amenazas y hostigamientos serán valoradas también por el grupo de delitos cibernéticos de la Dijín para hallar a las personas responsables y resguardar la integridad de la funcionaria.

Jaime Granados, abogado de Uribe, fue uno de los primeros en reaccionar y manifestar y rechazar las amenazas. «Rechazo enfáticamente cualquier tipo de amenaza o intimidación a las juez 30 de garantías de Bogotá y a todas las autoridades judiciales que día a día cumplen con la valiente tarea de administrar justicia. Pido a los funcionarios competentes que les brinden protección», trinó.

Cabe destacar que el caso de Álvaro Uribe llegó de manera aleatoria a la jueza Salcedo luego de que la Corte Suprema de Justicia señalara que no tenía competencia para continuar con el proceso.