Por: J. J. Rubiano

Solo van corridos siete días del año y ya la Registraduría Nacional y el Consejo Nacional Electoral (CNE), han recibido siete solicitudes de diferentes partes del país, encaminadas a sacar de sus cargos a algunos mandatarios locales.

La figura de la revocatoria quedó establecida en la Constitución del 91 y se le aplica a alcaldes y gobernadores a quienes sus gobernados consideren que no han cumplido con su programa de gobierno.

De acuerdo con el CNE, dichas solicitudes de revocatoria las encabeza Medellín, en contra del alcalde Daniel Quintero y la ciudad de Bogotá, en contra de la alcaldesa Claudia López.

De igual manera se han presentado peticiones para adelantar estos procesos en Jamundí (Valle del Cauca) en contra del alcalde Andrés Felipe Ramírez y en Cúcuta (Norte de Santander), en contra de su alcalde Jairo Román Yáñez.

Además, se han radicado solicitudes de revocatoria en contra del alcalde de Morales (Bolívar), Neguib Antonio Elajt Barrios; contra el alcalde de Aguachica (Cesar), Robinson Antonio Mansalva y el de Bojayá (Chocó), Edilfredo Machado Valencia.

Ahora el Consejo Electoral deberá convocar unas audiencias públicas para escuchar a las partes involucradas en los procesos de revocatoria y si las mismas son avaladas, posteriormente se procederá con la recolección de firmas por parte de los comités promotores.

Las revocatorias han perdido su esencia y se han vuelto más una pugna entre el candidato y movimiento que perdió las elecciones y el alcalde en propiedad.