Por: J.J. Rubiano

El Tribunal Superior de Bogotá admitió para su estudio la tutela con la cual el ex senador y ex presidente Álvaro Uribe Vélez pretende tumbar la calidad de imputado que le endilgó un juezen días pasados.

El proceso por reparto le correspondió al magistrado Rafael Enrique López, quien deberá determinar si mantiene o no la calidad de indiciado que el juez cuarto de conocimiento de Bogotá le impuso a Uribe Vélez en el marco del proceso de presunta compra de testigos y fraude procesal.

Jaime Granados, quien funge como abogado del ex senador, alega que aparentemente el juez cuarto de conocimiento de Bogotá violó el derecho al debido proceso de su defendido.

La tutela presentada por Granados dice: «el Juez accionado se apartó por completo de las nociones procesales aplicables al caso, incluso al punto que, por su propia cuenta y en un acto bastante exótico, determinó que la imputación se entendía formulada con su decisión y que a partir de ese momento se contaba el término del artículo 175 de la ley 906 de 2004».

El Tribunal definirá si ratifica o tumba la imputación al líder del Centro Democrático.