Durante el paro nacional y las distintas manifestaciones y movilizaciones que se han realizado en el país esta semana, varios congresistas de diferente partidos políticos han puesto en tela de juicio el papel que ha desempeñado el defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

La representante de Coalición Decentes, María José Pizarro, pidió su renuncia y señaló que «la Defensoría del Pueblo ha estado muda en un momento en que su papel debería notarse».

Por su parte, para el senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, la Defensoría la no puede estar en manos de alguien que -a su juicio- no está comprometido con la defensa de los derechos humanos.

Dijo: «Es increíble que haya que buscar al defensor del Pueblo para que dé unas declaraciones absolutamente vagas sobre lo que está sucediendo en el país».