La Sala Plena del Consejo de Estado ratificó, en segunda instancia, la pérdida de investidura del excongresista cordobés por el Partido de la U, Musa Besaile Fayad, quien no podrá aspirar a ningún cargo público por su participación en el caso del ‘Cartel de la Toga’.

Esta decisión ya había sido tomada por el mismo alto tribunal en febrero tras comprobar que Besaile  pagó un millonario soborno para manipular el expediente que le tenían en la Corte Suprema de Justicia por parapolítica, donde su rol en el cartel era sobornar a altos funcionarios de la Corte para que engavetaran las investigaciones de corrupciones y desfalcos que se registraron en el departamento de Córdoba.

Besaile en medio de un interrogatorio confesó haber pagado $2.000 millones para frenar su proceso judicial y además  dijo que tenía pruebas de esa entrega de dinero que le había dado a exmagistrados y abogados, quienes habrían participado en estos hechos de corrupción.

Uno de los juristas que recibió el dinero fue el magistrado Luis Gustavo Moreno (investigador del caso), quien al momento de su captura destapó el entramado de corrupción que  investigaba, pero en el que participó al recibir la cantidad de dinero.

El exsenador dijo en sus alegatos que el exfiscal Moreno intentó extorsionarlo,  pero el alto tribunal tuvo también en cuenta el testimonio del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, quien dijo que tuvo conocimiento del arreglo entre Besaile y Moreno para frenar el proceso en su contra por supuestamente haber recibido apoyo de las Autodefensas Unidad de Colombia (Auc) para llegar al Congreso.

La decisión de la pérdida de investidura fue avalada por los 27 magistrados de la Sala Plena del alto tribunal, quienes debatían el caso, luego que la defensa de Musa mostrara su inconformidad que fue desterrada con la confesión del sindicado.