Durante la sesión del miércoles, 3 de marzo, en el Concejo de Medellín, el cabildante y médico radiólogo Gabriel Enrique Dib, tomó el derecho de palabra y le cantó varias verdades al alcalde de Medellín, Daniel Quintero, a quien le dio ‘sopa y seco’ sin derecho a repetir, como dirían en argot popular.

El concejal, quien forma parte del partido Centro Democrático, manifestó que desde  su punto de vista médico y hasta de psicólogo, el alcalde Quintero “ha perdido el rumbo de Medellín, porque ningún fin justifica los medios”.

Dib hizo los señalamientos en presencia del mandatario municipal, quien se encontraba en el recinto. Allí, el político le recordó que “usted sabrá como fue elegido, sus votos con duro trabajo, usted sabrá quienes jugaron a dos bandas y que empresarios que para usted si son buenos lo apoyaron”.

El concejal cuestionó al alcalde, de quien consideró que buena parte de su profesión no la ha ejercido en la referida ciudad y por ese motivo no conoce los problemas que verdaderamente aquejan a los medellinenses.

El galeno, quien defiende el derecho por la salud, le recordó a Quintero que aún espera la instalación de la Mesa por la Transparencia del Sector Salud a la cual lo invitó y nunca se ha dado ese punto en el trabajo gubernamental por parte de la Alcaldía.

“Yo espero esa reunión y lo quiero acompañar, yo no soy una persona destructiva, pero espero esa reunión para la transparencia en el sector salud”, manifestó el político, quien además señaló que “en este mundo de lo púbico de lo político parece que es común hacerse de la vista gorda para lograr los objetivos propuestos, es muy curioso”.

“La ciudadanía está harta y sobre todo los jóvenes (…) de estos esquemas políticos y discusiones”, manifestó Dib, al mismo tiempo que invitó a los presentes a revisar su hoja de vida. Aseguró que “está en ese cargo para dar la vida por Medellín y no para escalar posiciones”.

El concejal criticó fuertemente al alcalde Quintero por el uso que hace de sus redes sociales, precisando que los mensajes que emite solo ponen a pelear a la ciudadanía.