Durante la tarde del martes, 20 de agosto, un juzgado de Bogotá decidió que el expresidente de la Corte Suprema, Francisco Ricaurte, enfrente el proceso judicial que se le sigue por su presunta participación en el ‘Cartel de la Toga’.

Ricarte, quien llevaba dos años en prisión por el caso, saldrá de los calabozos tras no cumplirse a cabalidad el proceso que le siguen, pues su abogado defensor indicó que aún no iniciaba el juicio y que la ley establece solo 240 días para que una persona permanezca detenida preventivamente mientras se desarrolla la audiencia y la acusación.

Un testigo clave, como le llaman al exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, señaló ante las autoridades que los exmagistrados Gustavo Malo, Ricaurte y José Leonidas Bustos hicieron uso de su poder e influencia en la Corte para torcer investigaciones de congresistas y gobernadores.

Tras los señalamientos comenzaron los procesos investigativos motivo por el cual Ricaurte es investigado por los delitos de concierto para delinquir, cohecho, tráfico de influencias y uso abusivo de información privilegiada.

Los cargos no fueron aceptados por Ricaurte, quien durante el juicio del exmagistrado de las Sala Penal de la Corte, Gustavo Malo, ratificó su inocencia ante los señalamientos.