El abogado Andrés Florez, defensor del alcalde de Tierralta, Fabio Otero Avilez, se pronunció a través de un video respecto a las acciones tomadas por la Procuraduría General de la Nación contra el mandatario municipal, a las que tildó de «sesgadas».

Florez cuestionó el hecho de que el ente, mediante tuits, anunciara que Otero fue suspendido del cargo por los hechos que terminaron con la muerte de María del Pilar Hurtado, «sin que haya realizado una sola actuación para practicar pruebas».

«Este caso ha sido manipulado por esta entidad y por los medios de comunicación mediante afirmaciones, donde alegan que la muerte se originó por la invasión de unos predios», resaltó el jurísta, quien alega que María del Pilar no aparecía en los panfletos divulgados y mucho menos participó en la invasión de los referidos terrenos.

La parte defensora sostiene que la Procuraduría se ha convertido en un brazo político dedicado a perseguir a algunas corrientes. «Los que tengan duda de a qué corriente política me refiero, basta con que investiguen a todas las personas que han sido vinculadas a la Procuraduría, de quién han sido asesores, en nombre de quién han presentado tutelas… y ahí se darán cuenta de qué estamos hablando», expresó Florez.

Cuestionó que a su representado se le haya suspendido de su cargo por tres motivos diferentes, y enumeró: El primero, por una protesta hecha por los habitantes de Tierralta contra la Comisión de Paz; segundo, que el alcalde podía entorpecer las investigaciones si permanecía en el cargo; y por último, por incurrir presuntamente en el régimen de inhabilidades e incompatibilidades.

Aseguró que estas irregularidades son «ilógicas e incoherentes» y constituyen una violación del artículo 157 de la ley 134 del 2002.