La Cancillería de Colombia le respondió a través de Twitter al presidente de Argentina, Alberto Fernández, quien el jueves se pronunció sobre la situación en Colombia derivada de las protestas por el paro nacional contra la reforma tributaria.

Fernández había expresado su preocupación por la represión en Colombia, a la que se refirió como violencia institucional.

“Con preocupación observo la represión desatada ante las protestas sociales ocurridas en Colombia. Ruego porque el pueblo colombiano retome la paz social”, tuiteó el  mandatario, y añadió una alusión directa al gobierno del país, instándole a detener la violencia institucional.

Este viernes, la Cancillería afirmó que “en nombre del Gobierno de Colombia, rechaza firmemente las declaraciones del presidente Alberto Fernández, que desconoce que miles de colombianos han tenido, conforme a nuestro Estado de Derecho, todas las garantías para ejercer la protesta pacífica a lo largo y ancho del país”.

En otro trino, el Ministerio de Relaciones Exteriores indicó que “el Gobierno nacional ha convocado y adelanta diálogos con todos los sectores del país. La institucionalidad democrática colombiana protege los derechos constitucionales de los colombianos”.

Finalmente, aseguró que la imagen del Gobierno “no será desprestigiada por este tipo de pronunciamientos que, además de ser una intromisión arbitraria, buscan alimentar la polarización que no contribuye a la convivencia y al consenso”.