Salen de sus filas cuatro míticos miembros

Por no estar alineados con los parámetros presupuestos por la colectividad, La Farc comenzó a tomar las primeras decisiones en contra de algunos de los dirigentes, lo que se considera como la primera crisis al interior de la nueva colectividad fruto de los acuerdos de paz.

El Comité de Ética de la colectividad decidió expulsar a cuatro pesos pesados de la ex guerrilla, que incluso estuvieron presentes en La Habana como negociadores o asesores del proceso de paz.

Esta sanción fue impuesta contra Andrés París, Fabián Ramírez, Pablo Atrato y Benedicto González.

Andrés París fue un hombre clave en los diálogos de Cuba, además de ser el encargado del manejo de las comunicaciones de la entonces guerrilla de las Farc.

Por su parte Fabián Ramírez es considerado como uno de los hombres históricos dentro de la organización, luego de haberse desempeñado como jefe del Bloque Sur, al igual que Pablo Atrato, quien fue comandante del Frente 57.

Benedicto González es conocido por haber ocupado temporalmente la curul de Jesús Santrich, cuanto éste fue capturado por delitos relacionados con narcotráfico.

Estos cuatro ex integrantes del partido Farc, que también estuvieron en La Habana durante la negociación, se caracterizaron siempre por oponerse al liderazgo de Rodrigo Londoño “Timochenko”, quien actualmente es el presidente de la colectividad, razón suficiente para motivar su expulsión.

Además, el Comité de Ética consideró que con sus actuaciones estaban creando disidencia y división dentro de la Farc y por eso no era conveniente seguir manteniendo su militancia.