En un comunicado oficial la Policía informó que hasta el resguardo indígena Dominico de Montería, llegaron los uniformados del Grupo de Protección y Servicios Especiales, con varias actividades lúdicas «para brindarles a estas familias una mañana llena de alegría, sonrisas y diversión».

De acuerdo a lo dicho por la institución la iniciativa tuvo como objetivo crear conciencia y sensibilizar a los más pequeños de la casa, sobre el rechazo a todo tipo de manifestación que los induzca a la explotación sexual o comercial, así como conocer la ruta de denuncia y la manera de informar y dar a conocer oportunamente los casos en los cuales se estén presentado este tipo de situaciones.

Ademas se realizaron acciones encaminadas a la prevención de que los niños, niñas y adolescentes atenten contra su integridad.

«Con estas actividades también se busca que, mediante la participación activa de nuestros niños, se rescaten principios y valores; dando a conocer los derechos y deberes, de igual forma la socialización de programas de participación ciudadana tales como: la temática pautas de crianza y prevención a la violencia intrafamiliar para que los padres eduquen desde casa y prevenir cualquier tipo de violencia, así mismo las líneas de atención de la estrategia», dijo la Policía.