En septiembre inician las adecuaciones para que los bañistas disfruten de forma segura


María Claudia Peña, asesora para la reactivación económica de Cartagena, informó que las playas de la ciudad no estarán disponibles para turistas o locales hasta e mes de octubre.

Peña explicó que apenas en septiembre iniciarán las adecuaciones para que los bañistas vuelvan a disfrutar de las playas con todos los protocolos de bioseguridad necesarios, pues reiteró que aunque llegó el fin del aislamiento el coronavirus sigue presente.

“Las playas en septiembre no se van abrir. El mes de septiembre se va utilizar para adecuar las playas a partir del protocolo de bioseguridad diseñados por la Dimar, las intervenciones necesarias para garantizar distanciamiento y un uso bioseguro de las playas garantizando también una capacidad de carga máxima”, detalló la funcionaria.

Tras una visita de inspección a diez playas, un comité técnico dio el visto bueno para que estos pilotos de reapertura tengan inicien en los sectores de Playa Azul, en La Boquilla; y El Boni, en Bocagrande.