Planes de austeridad en COMFACOR, están mitigando riesgos financieros según superintendencia

La caja de compensación familiar de Córdoba, Confacor, entidad que en el último año capacitó a más de 35 mil trabajadores, y en el marco de sus 30 años de aniversario , recibió hoy la visita de Julián Molina Gómez, funcionario de la superintendencia de subsidio familiar, quién puntualizó que aunque la caja está intervenida el sistema de subsidio familiar está siendo bien administrado, “desde que está intervenida la caja, en el último año ha sido muy benéfico se han implementado unos planes muy eficientes, efectivos está sin duda buscando sanear los pasivos, el programa de liquidación está andando por buen camino y sin duda hay una buena administración en este momento en COMFACOR”, declaró el superintendente.

Además, Molina Gómez, aseguró que en el departamento de Córdoba se tiene actualmente más afiliados, donde se han entregado más de 2100 subsidios al desempleo y que el empleo está aumentando, “de cada 10 personas, 6 en Córdoba ya tienen empleo, eso significa que las políticas del gobierno nacional en materia económica han rendido buenos frutos y significa que hay más afiliados a las cajas y que el empleo está aumentando pues el sistema de subsidio familiar se alimenta de todos los afiliados y estos son afiliados que trabajan, eso es un número importante y una forma de medir lo que está pasando en el empleo colombiano”, dijo el superintendente.

Por ello, en el auditorio del centro recreacional de TACASUAN, se llevó a cabo la jornada de actualización jurídica y rendición de cuentas, donde hicieron presencia, la directora de la caja en Córdoba, Martha Sáenz Correa, el magistrado Luis Eduardo Mesa Nieves, presidente del tribunal administrativo de Córdoba, Raúl Fernando Núñez Marín, agente especial de intervención de COMFACOR, Luz Elena Petro Espitia, juez coordinadora del juzgado administrativo del circuito de Montería y Juan Camilo Morales Trujillo, conjuez del consejo de estado, además de Julián Moreno Gómez, superintendente de subsidio familiar, con la presencia de los delegados de la defensoría del pueblo y la procuraduría general de la nación.

Por su parte, la directora de COMFACOR, Martha Sáenz Correa, manifestó que recibió la caja con pasivos superiores a los 280 mil millones de pesos, con muchas dificultades en el sector salud, con el sindicato donde se congelaron beneficios convencionales por siete años y se bajó la escala del 20 por ciento de las nóminas de empleados, “ nunca pensé que fuera tan difícil, encontré una caja con muchísimos problemas, especialmente administrativos, financieros y judiciales con un pasivo de más de 280 mil millones de pesos, encontrar un sector salud reclaman con razón sus acreencias, un sindicato con muchas prebendas, una nómina de trabajadores bastante grande y este año me dediqué a organizar la casa, donde rebajamos la nómina de 749 trabajadores a 393, sacamos una nueva resolución de salarios bajándose a los de término fijo un 20 por ciento, logramos con el sindicato que tomaran conciencia para trabajar de la mano con la administración para no cerrar la caja, se congelaron los beneficios convencionales con impacto financiero por siete años, se congelo la nómina y la planta de cargos por siete años y he recibido un apoyo extraordinario por parte de la superintendencia y de nuestro agente especial de intervención”, declaró la directora.

Finalmente, Sáenz Correa, agregó que en el día de ayer radicó en la superintendencia un plan estratégico de viabilidad financiera que va del 2022 al 2026, donde están plasmadas las acciones para lograr sacar todos los pasivos en un término de seis años con los acreedores quienes recibieron la propuesta de condonar el 50 por ciento de la deuda y para subsanar la misma se tiene aprobado en un mes un crédito por 25 mil millones de pesos, además de una autorización del agente especial a la directora de la caja para vender activos de propiedad de la empresa y se contrató a dos firmas especializadas en defensa judicial y en recuperación de cartera, lo cual permitiría recuperar recursos importantes vigentes, contando también con recursos a recuperar en la agencia de administración en recursos de la salud, ADRES, más los ahorros de gastos administrativos que equivalen a 11 mil millones de pesos anuales que ayudan a mitigar la deuda y garantizar la presencia de la caja en casi todos los 30 municipios del departamento.