“El periodismo libre y la existencia de diversos medios de comunicación que garanticen el pluralismo informativo, que sean tribunas de distintos puntos de vista, que sean foros del disenso y del debate sobre los acontecimientos que cruzan el devenir de nuestras sociedades, son la garantía del fortalecimiento de nuestra democracia”, aseguró Nicolás Albeiro Echeverry, representante a la Cámara por el departamento de Antioquia.

La afirmación se desprende de la mala noticia que han entregado, el periódico El Mundo y el Noticiero Económico Antioqueño –NEA-: ambos medios anunciaron sus cierres ante la crisis económica que los afecta.

Desde el comienzo del Aislamiento Preventivo Obligatorio, el 23 de marzo de 2020, el Representante a la Cámara viene insistiéndole al presidente Iván Duque que sus esfuerzos por detener la propagación del Covid-19, salvar vidas y asistir las necesidades de las familias más desfavorecidas del País, no pueden soslayar la urgencia del acompañamiento de la clase media, en la que están ubicados los profesionales independientes, pequeñas y medianas empresas y medios de comunicación.

Desde el 2 de abril, la Federación Colombiana de Periodistas, el Círculo de Periodistas de Bogotá, el Colegio Nacional del Periodistas, la Asociación Colombiana de Periodistas, la Corporación de Periodistas Víctimas del Conflicto y la Asociación de Periodistas Económicos, le solicitaron al Presidente medidas extraordinarias para atender los medios de comunicación y garantizar el derecho a la información en medio de la crisis generada por la pandemia del Coronavirus.

 “Señor Presidente: ¿cuál es el plan de contingencia para salvar la prensa regional y nacional de su muerte económica, consecuencia del Covid-19?”, pregunta el Congresista conservador, quien llevará el tema a la próxima sesión de la Cámara de Representantes, solicitando directamente desde el Congreso un plan de emergencia para apoyar los medios de comunicación locales, regionales y nacionales para “evitar el cierre de estas autopistas de la información”, se pregunta el representante antiqueño.