A pesar del levantamiento del toque de queda y ley seca en el municipio de Montería, los establecimientos como bares, restobar y restaurantes deberán cumplir con rigurosidad con los elementos de bioseguridad establecidos por el Ministerio de Salud.

Para constatar que los establecimientos operen con el uso del tapabocas y el distanciamiento social, la Policía Metropolitana de Montería y funcionarios de la Secretaría de Gobierno y la de Salud se desplegarán a lo largo y ancho de la capital ganadera con constantes operativos.

Wilson Montenegro, comandante de la Policía, indicó que es de suma importancia realizar las visitas para chequear que los comercios tengan la documentación correspondiente y que cumplan con lo establecido, entre los que resaltó el aforo.

Manifestó que es vital que en los locales cumplan con la capacidad establecida, debido a que la Covid-19 sigue vigente y en el caso del municipio los indicadores aún continúan a la alza.

Como se recordará, los domingo, lunes, martes y miércoles, los bares podrán estar abiertos hasta las 11:59 de la noche, mientras que los jueves, viernes y sábado el funcionamiento será hasta las 2:00 de la madrugada.