En Montería los indicadores por violencia estuvieron marcados durante el pasado fin de semana en el que se festejó el Día de las Madres.

El balance fue presentado por el comandante de la Policía Metropolitana, Wilson Montenegro, quien indicó que desde el viernes hasta el domingo recibieron más de 1.300 llamadas en donde reportaban alguna emergencia.

De esas alertas, hubo la atención a más de 120 riñas que se presentaron a lo largo y ancho de la jurisdicción metropolitana.

En el caso de Montería los barrios en donde se presentaron las alteraciones fueron Cantaclaro, La Gloria, El Recuerdo y Mocarí.

A pesar de estas cifras, el comandante Montenegro indicó que hubo una disminución en las riñas al comparar las cifras con años anteriores.

Afortunadamente no hubo heridos ni homicidios.